Casa en la playa

El diseño original de esta casa del año 1962, que muestra los elementos típicos de la arquitectura vanguardista de su época, captó nuestra atención desde el primer momento y sin duda resultó inspirador. Sin embargo, el concepto espacial interior necesitaba un cambio drástico para adaptarse a un uso contemporáneo vacacional y facilitar la vivencia de momentos en familia o con amigos, ofreciendo espacios amplios y multifuncionales. Con la ubicación en una colina con plenas vistas sobre el pueblo costero y captando el sol de sur y oeste, parecía claro que el panorama y la luz tenían que estar presentes en cada espacio de la casa. La cocina, originalmente escondida en la parte trasera de la vivienda, alejada del comedor con pocas vistas, se trajo al espacio principal, que por su parte se amplió en la medida que lo permitían los elementos estructurales para ceder el protagonismo a la gran mesa de comedor y crear un área de sofá un poco más recogido. La eliminación de elementos rústicos de piedra natural y madera, la sustitución del suelo por un gres en color cemento y la pintura blanca en las paredes contribuyen a la luminosidad y acentúan la estética moderna de la casa.
Costa de Bizkaia, País Vasco
Coautora: Carlota Tamames
superficie construida total: 228m2
proyecto: 2.018, final de obra: 2.019