Site Overlay

Mirador de Arribes del Duero

Parque Natural de Arribes del Duero, Provincia de Salamanca
Proyecto promovido por la Fundación Patrimonio Natural
Superficie plataforma: 25m2
Encargo: 2017, Final de obra: 2022
El mirador permite alejarse del terreno firme y ampliar el ángulo de visión sobre la presa y el valle con su impresionante desnivel, casi vertical en algunos puntos. Por su longitud de 12.8m y su posición sobre el precipicio, ofrece puntos de vista completamente nuevos. En su extremo se encuentra una abertura cubierta de rejilla de acero para ofrecer la visión en caída libre hacia abajo.

El principal reto del proyecto fue la solución estructural para la plataforma en voladizo. El antiguo mirador se encontraba encima de un macizo rocoso muy fracturado que se apoya sobre un plano inclinado. Por esta razón, el planteamiento estructural del nuevo mirador se basa en una losa de cimentación que sirve de contrapeso y que se apoya en la parte trasera sobre la roca consolidada. Con este planteamiento la cimentación no carga sobre la zona menos estable.

Para el voladizo se creó una plataforma de un ancho variable que se reduce de 2.4 m en el apoyo a 1.5 m en la punta. De esta manera se aumenta la sensación de longitud por el efecto de perspectiva. La barandilla sirve de alma lateral de las dos vigas que junto al suelo de la plataforma forman la estructura en voladizo. El resultado es una estructura elegante y eficaz debido a su canto variable y sección adaptada a la necesidad de esfuerzos y cargas. Tanto la estructura como los detalles constructivos obedecen a la lógica de mínimo peso – máxima eficacia, teniendo en cuenta la complejidad de una construcción en esta topografía.

El color del acero Corten se integra bien en el paisaje y dibuja una sugerente silueta contra el cielo. Hay que destacar que es un material con círculo de vida cerrado: es reciclable al 100% sin pérdida de calidad. Esto lo convierte en el único material de construcción que no genera residuo ninguno. El hecho de no necesitar ni protección de superficie ni mantenimiento no solo baja considerablemente los costes sino también garantiza la ausencia de sustancias tóxicas.  

El diseño constituye una intervención extremadamente respetable con el medio ambiente, ya que la plataforma es el único elemento construido a la vista, con la cimentación oculta y la zona de entrada al mirador formada aprovechando el paisaje natural. Tanto la construcción como un posible futuro desmontaje se pueden realizar con un mínimo impacto medioambiental. La extrema limitación de materiales y su separación limpia en cada fase del proceso son factores importantes en la gestión ambiental del proyecto.

La pendiente continua de 6% de la plataforma garantiza el cómodo acceso para personas con movilidad reducida. La carretera existente, que llega hasta la zona plana al inicio del mirador, ofrece además espacio de aparcamiento para 2 coches. 

TAMAÑO TEXTO
CONTRASTE